Diferencias entre el masaje tántrico y el masaje erótico

El masaje tántrico y el masaje erótico se confunden con mucha frecuencia cuando no son realmente lo mismo. Es cierto que tienen puntos en común, como son los beneficios que aportan para la salud, ya que ambos disminuyen el estrés y la ansiedad, y ayudan a dormir mejor. Sin embargo, existen diferencias fundamentales por las que un masaje erótico no es lo mismo que un masaje tántrico.

El masaje tántrico tiene como fin último la activación de la energía sexual del cuerpo para alcanzar un estado de meditación y conciencia de uno mismo. Aunque durante el masaje se estimulan zonas erógenas, nunca se buscará el orgasmo, siendo posible y aceptable que ocurra. Sin embargo, en un masaje erótico el objetivo principal sí es llegar al orgasmo.

Partiendo, pues, de esta diferencia fundamental entre los masajes eróticos y los masajes tántricos, derivan otras muchas, como las técnicas empleadas en uno y en otro. En un masaje tántrico se presta especial dedicación a crear una la atmósfera de relajación que, junto con una respiración consciente y los movimientos sensuales y cuidadosos de la masajista, la energía fluye por todo el cuerpo. Es una experiencia que conecta el cuerpo con el espíritu para que ambos estén en armonía. Por otro lado, durante un masaje erótico se busca un ambiente mucho más sexual para conseguir una mayor excitación y alcanzar el orgasmo.

Por eso es importante entender la diferencia entre un masaje tántrico y un masaje erótico, porque conseguirás cosas diferentes. Coméntanos las dudas que tengas para que elijas el masaje perfecto para ti. Eso sí, ambos tipos de masajes deben ser dados por masajistas profesionales para que disfrutes al máximo, te relajes y seas capaz de dejar la rutina fuera de la habitación.